Se inicia proceso para mantener a la Isla de Pascua libre de neumáticos fuera de uso.

El martes 14 de noviembre se desembarcó, en el sitio 6 del puerto de Valparaíso, el primer embarque de neumáticos fuera de uso (NFU), provenientes de la Isla de Pascua. Más de 200 NFU fueron trasladados hasta la planta industrial de Melón Cementos, en La Calera, donde fueron utilizados como combustible, en el proceso de fabricación de Clinker.
Esta iniciativa busca erradicar los NFU de la Isla de Pascua, lo que es fundamental para controlar la propagación de enfermedades como el dengue, zika o chikunyunga, cuyo principal vector transmisor es el mosquito Aedes Aegypti, conocido en la isla como Nao Nao, que encuentra un lugar de reproducción ideal en la humedad que se acumula al interior de los neumáticos viejos, en un clima subtropical, con veranos cálidos y húmedos, como el de Rapa Nui.
El traslado al continente y posterior tratamiento de este primer embarque de NFU constituye un hito para la sustentabilidad ambiental de Rapa Nui y culmina un proyecto en estudio desde hace ya cuatro años, impulsado por la Dirección de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Isla de Pascua. Este logro es un ejemplo del éxito que se puede lograr mancomunando el esfuerzo de instituciones públicas y privadas. Fue fundamental la participación de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región de Valparaíso, así como de SASIPA, de la Naviera GV, la empresa de transportes TIEX y Melón Cementos.
CINC apoyó la iniciativa desde un comienzo y, en esta última etapa, prestó todo su apoyo en la coordinación logística, proceso que no podía tomar más de 72 horas, desde la recalada del barco en Valparaíso, hasta su total co-procesamiento en el horno de Clinker.
Esta primera partida de NFU provenientes de la Isla de Pascua fue sujeta a un manejo ambientalmente riguroso, que incluyó el tratamiento sanitario de los NFU antes de ser instalados en 12 cajones numerados y sellados, completa trazabilidad durante el traslado y una disposición final que garantiza la eliminación total de los vectores, evitando así cualquier riesgo para la salud de la población.
Pero este hito sólo marca el inicio de un proceso que deberá ser continuo, ya que aún quedan NFU en la isla y el aumento del parque automotor en la zona generará una mayor cantidad del residuo en el futuro.
La puesta en marcha de la Ley 20.920 (Ley de Reciclaje) – que incluye a los neumáticos como uno de los productos prioritarios – sin duda facilitará este proceso y, para disminuir el riesgo sanitario, en la Cámara de la Industria del Neumático de Chile (CINC) creemos que las metas de recolección para este territorio insular chileno deben ser un 100% desde el primer día.
Para neutralizar totalmente el riesgo sanitario, antes de enviar los NFU regularmente al continente, es muy importante la recolección inmediata y su acopio en condiciones que impidan la acumulación de humedad en su interior. CINC envió a la Isla de Pascua una máquina que corta los NFU en dos mitades, abriéndolos para impedir la acumulación de agua, como aporte para una futura instalación de acopio de NFU, integrada al proyecto de Ecoparque de Orito.